Nuestros símbolos


(Un post generado de una colección de hilos de mi paso por Twitter)

 

Al hilo de este Tweet me viene a la cabeza una reflexión.
Resulta que lo que llaman “nuestros símbolos” son la bandera del Estado español creado a mediados del siglo XIX y la bandera de Navarra adoptada en 1910 y que encierra el símbolo histórico del reino de Navarra.

 

 

Lo mas notable es, que lo que hoy llamamos España, para poder erigirse en Estado y poder hacer valer esa bandera en Navarra como símbolo, antes necesitó  desmantelar el estatus de reino de Navarra y convertirla en una suerte de región con algunos poderes fiscales, hoy CCAA.

Luego el sujeto político navarro es una suerte de creación política del Estado español, no es ya la forma política original de la decisión política y libre de los navarros.
Ergo lo que se pregona y defiende no es Navarra, sino el control político de España sobre Navarra.
Y ¿Por qué? Simplemente, porque quienes venden ese humo de defensa de la bandera, viven un nacionalismo español radical.
Un nacionalismo, en él que la figura de Navarra, es una forma hipócrita de practicar la defensa de un Estado, que al crearse desmantelo Navarra.

 

 

¿Aquellos hombres que lucharon y murieron defendiendo la foralidad y la condición de reino de Navarra, en la primera Guerra Carlista, ¿Qué pensarían de esta cuadrilla echada en brazos del nacionalismo español más ignorante y que se regodean en el control español de Navarra?

 

 

 

Todo ese folklore de colores y de exaltación de lo navarro, es una fachada para esconder la comodidad de subyugar, el reino de Navarra a otra entidad política, España, por la que sienten un nacionalismo paleto e ignorante.
¿Y porque es paleto e ignorante?

 

 

Uno puede sentirse parte, u orgulloso o creerse incluso heredero de gestas históricas pasadas, ejecutadas bajo el paraguas de elementos políticos que cree, son los padres de su concepto de nación.
Es decir, puedes pensar que un suceso de la batalla de Rocroi es un hecho propio. Pero es bueno ceñirse a la realidad, el nacionalismo español no existía en la batalla de Rocroi, ni en Lepanto. Tampoco había nacionalidad española, ni tampoco un Estado. Tampoco había voluntad popular, ni tampoco proyectos nacionales y mucho menos banderas de España.

Ese es el nacionalismo paleto al que me refiero, una forma de nacionalismo infantil e ignorante.

España tiene 180 años a lo sumo, si es que se puede definir una fecha exacta.
Es un estado que en su ambición de equipararse a los estándares políticos europeos arrasó con toda la foralidad, y con el reino de Navarra.

 

España no es una continuación de un algo llamado España, que libraba batallas por una nación, contra otra nación.
El Estado del siglo XIX se legitima la nueva nación española constitucional, en la existencia previa de elementos políticos, reyes, reinos, cámaras, juntas, que se atribuye en su totalidad.

Los utiliza como forma de legitimación, aunque esos elementos políticos son precisamente los que necesitó destruir para su propia existencia, como el reino de Navarra.

En el siglo XVI no había territorialidad, sino posesiones de un rey que heredaba, vendía o regalaba.

Tampoco había nacionalidad, ni tampoco estaba definido la forma de una nacionalidad.
Los vascohablantes eran llamados vizcaínos o navarros, los españoles eran todos los que no aparentaban ser otra cosa y hablaban alguna lengua romance q no era el italiano. No había Estado alguno.

Había cortes, leyes, pesos, medidas y normas para cada entidad jurídica, reino y/o señorío, creadas en la tradición y parte de de la cultura popular. No había leyes españolas, ni una moneda ni siquiera una medida.
¿Cómo cree alguien que iba a haber una nacionalidad española?

 

 

El Estado era el rey y todo lo que tenia el estado era suyo.

Era una formula política grotesca y absolutista, y querer contarnos la película de que la España del siglo XIX es una transformación natural de ese pupurri de reinos, señoríos y territorios es nadar en la ignorancia.

Por eso, el nacionalismo español es excepcionalmente ridículo en una tierra como Navarra, desposeída de todo para dar cabida a un Estado q le dicta hasta los horarios de los funcionarios.
Un Estado que se erigió sobre las libertades forales de una entidad política que se atribuye.

 

 

Formando un Estado nuevo legitimado sobre una formula aprovechategui de la historia y haciendo de él una extensión de Castilla.
Acabemos con las trampas, la única bandera que defienden en el constitucionalismo navarro es la de España, la del Estado que arraso Navarra, no otra.

Menos cuentos
Gora Nabarra

 


Suscríbete | Harpide ezazu

Introduce tu email para suscribirte y recibir notificaciones. | Idatz ezazu zure emaila harpidetzeko eta berriak jasotzeko


Lo + visto | Gehien ikusita


Mi lema | Nire Ikurritza

"Esaten bada, egiten da"

Categorías


Archivo | Artxibo