La increíble historia del SÍ romance


Aunque parezca mentira en latín no existía una palabra para decir SÍ, parecerá imposible pero así era.

No se debe confundir con el SI sin acento de «si yo fuese» que viene de «SI» en latín y que es una partícula de una oración condicional.

Tampoco con el SÍ de «en sí mismo» que viene de SIBI en latín y es el reflexivo como SE tan usado en castellano.

En latín ante una pregunta como Vēnistine herī?(‘¿Viniste ayer?’) se puede responder de varias maneras, una esta:

Sīc est (‘así es’)

Donde vemos que Sic no es SÍ, sino ASÍ, luego sólo por la pura comodidad del hablante de lengua romance, Sí, que es una contracción de SIC EST adquirió un sentido afirmativo.

En Italiano es , en portugués SIM, en Catalán en la época mediaval «Oc» y ahora Sí y en Gallego SI.

En Francés se dice Oui y en occitano que es el conjunto de lenguas habladas en el sur de Francia junto al Aranés y el Catalán y que se llamaban lenguas de Oc, precisamente porque SÍ se decía OC.

OC viene del demostrativo latín Hoc (Hic,Haec,Hoc) y equivalía a decir  «Hoc est» -> «Eso es».

OUI viene del francés medieval OIL y esto del latín «Hoc illud» que equivale a un «Eso es ello».

Una sorpresa más de las lenguas.


Suscríbete | Harpide ezazu

Introduce tu email para suscribirte y recibir notificaciones. | Idatz ezazu zure emaila harpidetzeko eta berriak jasotzeko


Lo + visto | Gehien ikusita


Mi lema | Nire Ikurritza

"Esaten bada, egiten da"

Archivo | Artxibo